somos@polarizacionenergetica.com | +34 696 59 91 02

Nuestro cuerpo: nuestro hogar

Es poco habitual que repitamos un taller con solo un mes de diferencia, pero aún es menos habitual que las propias mujeres, que han asistido al taller, sean quienes pidan volver a hacerlo.
Damos muchas cosas por supuestas. En el mundo del desarrollo personal se habla mucho de volver al cuerpo, pero a veces me da la sensación, de que son frases vacías, que repetimos sin pararnos demasiado a reflexionar sobre ellas.
Yo puedo hablar en primera persona, cuando digo que los mayores descubrimientos de mi vida los he hecho a través del cuerpo. Desde que conocí a Isabel Casalderey, he hecho con ella sesiones todos los meses, a veces con un motivo concreto del que quería tirar del hilo y llegar a lo profundo y otras veces por mero crecimiento y en muchas de ellas la respuesta me llevaba al útero .
Nuestra matriz es por excelencia el gran órgano de magia para las mujeres, a través del cual damos vida y también purificamos, transformamos y creamos más de lo que podríamos imaginar.
Nunca he resonado con los movimientos en los que tu útero es bendecido por otra persona, siempre he creido que el viaje era el inverso y la vuelta a habitarlo, descubriendo los regalos que se esconden en sus memorias y el modo en el que reconectando con él, recuperamos de inmediato nuestra fuerza y nuestro posicionamiento.
Existe mucha fuerza y mucha magia ahí dentro de cada una de nosotras y ausente de parafernalia, tal vez por eso nos de tanto miedo y nos decantemos más por historias mucho más cosméticas y menos profundas.
Cuando conocí a Isabel, me llamó la atención su manera de trabajar lo femenino, desde lo cotidiano desde la tierra, pero llegando mucho más lejos de lo que ella misma se imagina. A esta gallega no le interesaba revestir lo que hacía ni de misterio, ni de liturgia, ni potenciaba los fuegos artificiales, ni las palabras bellas y vacías que en muchos lugares se asocian con el trabajo femenino; ella se remangaba y te llevaba hasta donde la dejases, profundizando en las emociones cómodas y en las incómodas, liberando todo lo que te alejaba de tí y de tu cuerpo y haciendo magia, con cambios reales, en la vida y en la salud.
Y eso es lo que haremos en Okuni el 8 de julio, esa magia de volver al cuerpo de otra manera, de asumir lo que hay y recuperar la fuerza desde dentro desde lo profundo y único en cada una.
Las asistentes del anterior, me escribieron alucinadas, queriendo repetir y sorprendidas por lo que se había movido. Por eso se repite en el mes siguiente y por todo lo que siento, para llegar más lejos, así que te invito a que te regales el espacio para vivir desde ese lugar un verano bien distinto y reserves tu plaza ¿preparada para volver al hogar?

Únete ahora a la familia de polarización energética y recibe gratis la LÁMINA ESPECIAL DE LENGUAJE CORPORAL

Una respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *