somos@polarizacionenergetica.com | +34 696 59 91 02

Encuentros en los pasillos: Julio Ángulo

Siempre he dicho que lo más bonito de mi trabajo es ver los increíbles procesos de transformación en la gente, pero cuando esas personas son compañeros de promoción con los que has hecho el camino desde el minuto uno, eso son palabras mayores. Es raro que yo me quede sin palabras, pero presentando a Julio Angulo sé que, diga lo que diga, se va a quedar corto, porque he conocido a pocas personas en esta vida con una grandeza tan sencilla, este Canario polivalente además de ser uno de los polarizadores más destacados, trabaja el tarot terapéutico, es constelador y facilitador de movimiento armónico. Ha profundizado en muchas áreas en el mundo alternativo y las aplica con la sencillez que da el verdadero saber, humilde y divertido, ha sido el último en llegar al equipo de profesores de la formación de profesionales O-kuni y se ha hecho una pieza imprescindible, poniendo todo lo que él tiene y esa experiencia en docencia, que le da ser jefe de estudios en secundaria. Hoy le entrevistamos.
¿Qué ha aportado la polarización a tu vida?

Muchas gracias por tus palabras Almudena. Es todo un placer poder seguir aprendiendo y compartir los descubrimientos que van apareciendo en el camino a través de las diferentes formaciones, prácticas, sesiones terapéuticas, trabajo docente con alumnado y familias o la cola del supermercado!La polarización me aporta una base de trabajo en sentir y estar consciente y abierto que me sirve de base a todo lo demás que viene a continuación. Es como la base de una tarta sobre la que los diferentes ingredientes se van colocando, construyendo y dando sentido y coherencia a lo que viene, además de aportar un sabor especial inconfundible y realmente mágico.

Casi toda tu familia es polarizadora ¿Han cambiado mucho las relaciones familiares?
La polarización ha ayudado a que podamos comunicarnos desde otro sitio más profundo, amplio e interconectado al mismo tiempo. Es casi como si fuera las reuniones de la tribu que después de la noche oscura se reúne en asamblea por la mañana para hablar sobre los sueños que tuvieron, compartiendo y dando un sentido más grande y entretejido de las vivencias familiares, para poder así colocarnos en sitios más sanos y de nutrición ordenada.
¿Qué tienen en común todas las disciplinas energéticas en las que te has formado?
El objetivo de las terapias es descubrirme, liberarme de mis trabas, deudas, lealtades y contratos invisibles conmigo y los demás, para poder así ser como estaba destinado a ser pero no me permito.
Todas estas disciplinas comparten el énfasis en la conciencia, la conexión con lo que me está pasando, mi auto-observación, el respeto de mis dificultades y momentos, mi auto-acompañamiento y cuidado, no tomarme demasiado en serio y relativizar, conectando con lo que oculto y me censuro para poder nutrirme con lo que ya soy pero no me dejo ser por miedo.
¿Qué te aporta cada una de ellas?
La formación en Gestalt me aportó herramientas básicas en la relación conmigo mismo y los demás, el contacto con mis polaridades y darme cuenta de lo que censuro y bloqueo de mis procesos emocionales, también la confianza en la autoregulación de mi cuerpo, mis emociones, mis pensamientos…
Las Constelaciones Familiares me abrieron los ojos a entender qué es realmente un sistema familiar y todas las conexiones inherentes que pasan desapercibidas. Nada es lo que parece y para entender a Caperucita Roja hay que darle la voz al lobo feroz. Todos pertenecemos a redes de relaciones conscientes e inconscientes, con la familia conocida y desconocida, con nuestro entorno, vecinal, laboral, nacional y mundial. Hay una necesidad de orden, ya que el amor por sí mismo no es suficiente, necesita de un orden y colocación.
El Movimiento Armónico/ Río Abierto me conectó con la sabiduría de mi cuerpo, con lo que sana si le dejo, lo que vibra y palpita en libertad, la vitalidad y sobre todo la alegría del movimiento y la expresión de mi ser.
Finalmente, la Polarización Energética O-kuni, siendo la primera de todas, ha sido la base sobre la que todo se ha ido colocando, la que de alguna manera me ha invitado a abrir cajitas y a experimentar y confiar. Es como un pegamento que aúna, siendo en el fondo una mezcla de las anteriores con un algo más que va más allá. Además fue ésta la que de manera sincrónica me llevó a las otras, como para ampliar algunas de las diferentes ramas de conocimiento que ya estaban en O-kuni, para darles un sentido, un orden, una colocación más racional, más elaborada y con posibilidades de más creatividad e innovación.
Si te tuvieras que quedar con un aprendizaje ¿Cuál sería?
Yo soy quien tengo que ser en cada momento, con mis luces y con mis sombras, con mis alegrías y dolores. Todo lo que me va viniendo está permitido y está bien que así sea, ya que es lo que me impulsa a seguir. Dejémonos de pelearnos con lo que no es y aceptemos lo que sí es. Hoy es así, mañana Dios, el universo, dirá. ¡Confianza!
Con todo lo que has profundizado en el alma humana ¿Cuál crees que es la asignatura que tenemos más pendiente por aprender?
Me hace gracia lo de profundizar en el alma humana, porque cuanto más experimento, a pesar de ir aprendiendo mucho en el trato con tantas personas, más sensación me da de que no tengo idea de nada. ¡Cuanto más sé, menos sé!
Necesitamos, necesito, como ser humano aprender a ser simplemente humano, a aceptarme como soy y dejar de pelearme conmigo mismo. Cuando realmente aprendo esto, menos me peleo con lo de fuera, ya que en el fondo no somos diferentes de nadie.
¿Que destacarías de este año como profesor de la formación en O-kuni?
 O-kuni no deja nunca de sorprenderme. Lo primero que destaco es sentirme un privilegiado total por el lujo de poder trabajar con Isabel Díaz Cano y el resto del equipo docente, todos totalmente abiertos a la confianza de lo que surja, sin juicios, con una auto-observación constante para no caer en las trampas que todos nos ponemos individualmente o en las relaciones con otras personas.
Además el privilegio y el lujo, y repito las palabras, de trabajar con un grupo de personas que quiere crecer, que se abre, confía, se arriesga, se emociona, se entrega… Para mí esto no tiene más palabras que privilegio y lujo, además de la responsabilidad de estar a la altura de poder acompañarlos en los desafíos que van surgiendo como individuos y grupo humano que todo el rato me ponen un espejo delante para que me mire, siendo yo el que aprende continuamente.
Desde hace años no te pierdes ninguno de los encuentros de polarización en grupo del verano y has organizado varios en Las Palmas ¿Qué les dirías a los que no han venido nunca para que se animaran?
Hoy mismo hablaba con una amiga sobre creer o no en estas experiencias mágicas que tenemos. No se trata de creerme nada, sino de experimentar y abrirme a lo que surge. Las personas buscamos constantemente un algo que no sabemos qué es pero sí creemos erróneamente saberlo en forma de objetivos, proyectos, relaciones…
Conectar con lo que surge de mí gracias al trabajo grupal me acerca a ese algo al que no le puedo poner nombre pero me mueve. ¿Como describir un helado de chocolate a quien cree que no existe las cremas, lo frío, ni el chocolate? Prueba y mira qué te pasa cuando lo haces, sin expectativas y con apertura.
¿Qué retos te planteas en el futuro, algún área más en el que profundizar a la vista?
Ahora mismo me he dado cuenta que he comenzado a mezclar las Constelaciones Familiares con el Movimiento Armónico/ Río Abierto, abriendo nuevas posibilidades de trabajo que parecen una ramificación organizada de una parte de lo que se mueve en O-kuni. Tengo mucho interés de seguir experimentando por aquí a ver qué pasa.
Las personas que tengan la suerte de vivir en Canarias pueden constelar contigo y no sé si también haces sesiones individuales ¿Cómo pueden contactarte?

Efectivamente me dedico todo el año a hacer diferentes tipos de talleres, de Constelaciones Familiares mensuales con un equipo de dos fantásticas compañeras más, Ángeles e Isabel en Las Palmas de Gran Canaria. También hago sesiones de Movimiento Armónico/ Río Abierto quincenales en Telde con mi super-compi Elsa, además de participar y colaborar con diferentes terapeutas. Está también la posibilidad de sesiones individuales además de sesiones de Polarización en grupo de manera periódica. Se puede contactar conmigo a través mi correo electrónico julioangulomarrero@gmail.com o en el teléfono móvil 626 200 116.

Muchas gracias por todo Almudena.

Únete ahora a la familia de polarización energética y recibe gratis la LÁMINA ESPECIAL DE LENGUAJE CORPORAL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *