Encuentros en los pasillos: Francisco Alcolea

Isabel siempre dice que para ella hubo un antes y un después del año en el que un señor de Murcia, llamado por entonces Paco, apareció por ‘casualidad’ en la tienda verde, dándose cuenta de que la polarización era su camino. Ese año llegamos Paco y yo casi a la vez y desde entonces hemos hecho el camino juntos, pese a la distancia en kilómetros. Desde que comenzó parecía que llevaba en esto toda la vida, y aunque como nos ha pasado a muchos se resistió bastante, ha convertido lo que empezó siendo un hobbie, en su filosofía de vida y en su profesión. Lleva 4 años formando parte del equipo de profesores de okuni, además de hacer sesiones en Murcia y en Madrid y organizar en Murcia cursos y polarizaciones en grupo. Hoy entrevistamos a Francisco Alcolea.
 
¿Qué ha aportado la polarización a tu vida?
Hola Almudena, en primer lugar, agradecerte el poder expresar mi experiencia con la Polarización. 
Para mí ha sido un cambio muy significativo y muy positivo, todavía no sé cómo aquella sincronicidad hizo que me cruzara con Isabel aquel día.
Si de aporte tengo que hablar, es que para mí ha significado un antes y un después, para mí una manera diferente de entender las cosas y darme cuenta de verlas y entender las situaciones desde la perspectiva, de que todo sucede por alguna razón. 
Lo que me hace vivir más en paz conmigo mismo y con el resto, por lo tanto, me hace sentirme bien. 
 
Acudes a todos los encuentros que proponemos desde que empezaste ¿Qué tiene la polarización en grupo que te mantiene enamorado?
Para mi tengo que decir que es la magia, ver como 50 personas, pueden representar una parte de la persona de la camilla, aunque no la conozca de nada y que todas las piezas encajen perfectamente para que la persona se transforme y comprenda.
Nuestro cerebro intenta siempre protegernos y nosotros mismos prácticamente nos ponemos las trabas. Cuando la persona recibe el mensaje de lo que se mueve y su cerebro hace clic. se producen cambios muy significativos en las personas.
Todo esto me hace sentir muy bien, y me hace seguir enamorado de esa magia. 
 
Tu agenda tanto en Madrid como en Murcia suele estar siempre completa y hay personas que hacen muchos kilómetros para acudir a tus sesiones ¿cómo son tus sesiones?
Bueno, tener que definir mis sesiones es algo que siempre me ha costado, siempre me preguntaba a ver ¿Cómo le explico esto a la persona?, pero al final he entendido que la sesión la dirige la persona que está en la camilla y yo simplemente le ayudo a entender algo tan simple, como saber encontrar la parte positiva de porqué se manifiesta, un dolor, una enfermedad o un desajuste emocional a cualquier nivel, siempre respetando el ritmo de cada persona, yo soy esa vocecilla que no está acostumbrada a escuchar y que puede ayudarle a evitar que el cuerpo termine pagandolo. 
 
¿Cuáles son los problemas que te encuentras más habitualmente?
Suele ir por oleadas, oleadas de personas con problemas de fertilidad, oleadas de conflictos de pareja, oleadas y oleadas de muchas otras cosas, pero lo más recurrente es encontrar casos en los que las personas no están siendo fieles a si mismas y ni siquiera lo saben, ya que la inmensa mayoría repetimos patrones y conductas heredadas por lealtad, que nos hacen no ser libres. generalizando la pregunta: lealtad a otros y no comportarnos libremente. 
 
Últimamente te he escuchado varías veces que los objetos te dan muchas pistas ¿A qué conclusiones has llegado?
 Pues los objetos se han convertido para mí en un gran aliado para entender muchas cosas; a veces preguntar por ejemplo por un simple anillo y decir que proviene de otra persona, me da pistas para entender si el conflicto con el que viene a la consulta puede estar relacionado con la lealtad a esa persona. Un simple anillo en el dedo del compromiso, ya me dice muchas cosas, pero normalmente la persona que tiene la lealtad no se da cuenta. Como eso muchísimos objetos, ropa heredada, artículos de regalo de personas con las que estamos en conflicto y sin embargo las llevamos en contacto con nuestro cuerpo físico. 

Una de las áreas que te ha hecho popular, es tu trabajo con las energías de baja frecuencia ¿Qué nos contarías sobre este tema, es más habitual de lo que nos pensamos?
La baja frecuencia para mí ha significado un trabajo muy liberador para muchas personas. La baja frecuencia está muy relacionada con cómo funciona nuestra conciencia cuando cambiamos de plano o morimos; quizás una inteligencia emocional bien aprendida, nos haría ver este tipo de energía, muy diferente de como lo hemos aprendido. Si todos nos mantuviésemos en un estado alto, quizás no nos influirian tanto estas energías, pero la falta de información al respecto nos hace demasiados leales a lo que ya no tenemos. 
Para mí es un trabajo tan interesante, ver como una sola terapia te puede ayudar a cambiar muchas cosas de tu vida diaria, que entendías como tuyas. 

Desde niño, la vida parecía mostrarte que éste era tu camino ¿Cómo lo has vivido?

 Desde niño, siempre me gustó estar con personas mayores, ahora entiendo que buscaba (su sabiduría y experiencia) desde niño siempre me llamaba la atención el tema de ayudar a otros. Recuerdo de muy niño visitar a ciertas personas del pueblo que se dedicaban a ayudar a otros, con imposición de manos, oraciones y demás, 
Siempre me llamó ese tema, ahora entiendo muchas cosas de las que aquellas personas manejaban, como prácticamente elegidos, cosa que si algo tengo claro es que todos tenemos ciertas capacidades, pero igual nos dan un poco de respeto, pero ahora entiendo muchas cosas de mis actitudes de niño. 

¿Qué es lo mejor para tí de esta profesión? 
 Para mí si algo tengo que destacar, es el aprendizaje continuo, que las personas con las que tratas te muestran. Una profesión en la cual trabajas sin esfuerzo porque haces lo que te gusta.
Ver los cambios en las personas, la verdad es que te hacen aún sentir más orgulloso, de que esta profesión acompañe en el camino de los que una manera u otra llegan a ti. Como hablamos al principio, para mí es una filosofía de vida, que agradezco todos los días.

Y ¿lo más duro?
En otro momento quizás te hubiese respondido rápidamente, pero ahora si tengo que contestarte, lo más duro es ver procesos personales graves, que quizás con una educación emocional adecuada, no habrían llegado a ese punto.
La mayoría de enfermedades y emociones a las que nos enfrentamos, se quedarían en nada, pero nuestras limitaciones culturales, lealtades familiares el que dirán y etc., hacen que para mí sea duro responder a la persona cuando me pregunta, porque a mí. 
También se me hace duro respetar el libre albedrío, de los que de una manera u otra eligen mantenerse en la enfermedad o lealtad, pero como te he dicho al principio ahora es más sencillo contestar, respeto al proceso de cada persona, aunque siempre te queda un poquito ahí él podría haber hecho más, sobre todo cuando son personas cercanas a ti.

¿Que le dirías a alguien que se esté pensando adentrarse en el mundo de la polarización ?
Le diría todos tenemos posibilidad de conocernos mejor a nosotros mismos; sin duda lo que yo pueda decir es que todos tenemos derecho también a decidir, por mucho que ahora mismo no entendamos ciertas cosas. Llevo muchos años, desde niño como comenté anteriormente, todos tenemos las dudas de que si el curso que vaya hacer me servirá de algo. Yo por mi propia experiencia, agradezco mucho sobre todo a Isabel y a los compañeros que he ido conociendo a lo largo de estos años, para mí lo que más puedo valorar de la Polarización, es que una docente y creadora a la que quiero mucho, hable de sus experiencias personales y de sus experiencias con muchísimas personas que han pasado por sus manos. En cualquier nivel de la Polarización, siempre te encontrarás con un docente que tiene experiencia en tratar a otras personas, lejos de manuales o conjeturas y sobre todo, el respeto del crecimiento personal, que cada persona necesite. Que voy a decir Yo, jejejeje, a mí me cambió la manera de ver las cosas y hacer para mí una filosofía de vida, pero les diría que lo que van a encontrar aquí es real, cambios reales y experiencias de quienes han vivido en carne propia y acompañado a muchas personas con las mismas inquietudes que ahora tienen ellos.

Si alguien quiere una sesión contigo en Madrid o en Murcia ¿Cómo pueden encontrarte?
Bueno, he de decir que hasta ahora no he tenido que publicitarme. Cómo se suele decir, el boca a boca es la mejor publicidad, por eso creo que mi número de teléfono va de un aconsejado a otro, pero en la página de Okuni, para contactar con la persona de cada zona, ahí están mis datos, correo electrónico y teléfono. 

Únete ahora a la familia de polarización energética y recibe gratis la LÁMINA ESPECIAL DE LENGUAJE CORPORAL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *